??????????????????????????????????

La F1 vuelve al Red Bull Ring por segundo año consecutivo tras una década olvidado.
La escudería británica de sir Frank Williams regresa al escenario en el que copó la primera línea de salida y donde Valtteri Bottas consiguió su primer podio en 2014. Los equipos con motores Mercedes serán aún más favoritos si cabe. Largas rectas, paisajes de ensueño y toro de Red Bull de decoración.
Octava cita de la temporada para la Fórmula 1 y escenario inmejorable. El trazado austriaco de Spielberg ofrece unas instantáneas inolvidables a aficionados y equipos. Con el insuperable estado de forma de los dos monoplazas de Mercedes, queda la duda de si Williams logrará reeditar su fin de semana de gloria de 2014. Ambos coches blancos con las líneas de Martini lograron ocupar la primera línea de parrilla. En carrera, las tornas cambiaron, pero Valtteri Bottas logró amarrar el último puesto de podio.
El Red Bull Ring volvió hace un año a la vida en el Gran Circo. Allí se celebraron 25 Grandes Premios hasta 2003, aunque de 1970 a 1987 tuvo una configuración bastante diferente a la actual, conocida como Osterreichring y no sería hasta 1997 cuando volvería a la F1 con el trazado rediseñado. El circuito de Spielberg acumula cuatro largas rectas en las que la velocidad punta y el buen hacer de los propulsores es determinante. Adelantar sin una buena máxima de velocidad, se antoja imposible.