0bmw

El sector de los vehículos premium está creciendo en todo el mundo, y sus ventas están aumentando. Este reflote del mercado ha hecho que China, el dragón dormido, comience a demandar vehículos de este segmento.

Aprovechando esta situación, BMW ha querido ofrecer a sus clientes chinos un modelo de acceso a gama creado específicamente para ellos: el BMW Serie 1 Sedán. Este modelo se basa en el compacto Serie 1 que la marca alemana comercializa en Europa, pero poco tiene que ver con su hermano del viejo continente.

BMW made in China

BMW ha puesto en manos de su división china el diseño de este coche, con el objetivo de hacer un vehículo que cumpla con todas las expectativas y exigencias del cliente chino. Un grupo de ingenieros y diseñadores autóctonos han sido los encargados de variar la línea de la carrocería, transformándola en un conjunto de tres módulos y cuatro puertas.

Sin embargo, el aspecto estético no es el único que se ha adaptado para satisfacer el mercado chino. El motor también ha sido revisado y ajustado para adaptarse a los hábitos de conducción de los clientes del gigante asiático.

En cuanto al equipamiento, cabe esperar que un producto pensado para el mercado chino disponga de lo último en tecnología. El BMW Serie 1 Sedán incluirá el sistema ConnectedDrive en todas sus versiones, que al igual que el resto del vehículo, ha sido especialmente desarrollado para China, en la planta que la fábrica tiene en Shenyang.