0bmw

Casi cuatro años después de su lanzamiento, BMW pone al día todas las variantes de la Serie 4 (Coupé, Grand Coupé y Cabrio) con una estética actualizada, tanto interior como exterior, y un equipamiento enriquecido. Este restyling se verá en España a partir del mes de marzo.

En su vista exterior destaca la modificación de los grupos ópticos, ahora con todas sus funciones de LED tanto delante como en la zaga, en lugar de los anteriores de xenón (además, ofrecerá en opción unos novedosos faros adaptativos LED). Además de su nueva mirada, la Serie 4 también estrena un conjunto frontal completo, con tomas de aire y faldón trasero actulizados y, por último, un nuevo diseño de llantas (que varía según el acabado que elijamos: Sport, Luxury y M Sport).

Ya dentro del habitáculo, los nuevos detalles en cromo y brillo buscan impactar en el conductor, que también dispondrá de nuevas opciones de personalización, entre ellas las que se refieren a los dos nuevos colores de carrocería que se incorporan a la paleta: el Azul Snapper Rocks y el Naranja Suntet Orange.

Aparte de en lo estético, la nueva Serie 4 evoluciona también en su dinámica gracias a la revisión realizada en sus suspensiones. La nueva puesta a punto le hace ganar en deportividad, estabilidad y firmeza, según anuncia el fabricante. La revisión afectará también a las versiones equipadas con la suspensión M Sport y a los que monten la suspensión adaptativa.

En cuanto a las motorizaciones, la firma apuesta por la continuidad. La gama seguirá compuesta por las existentes de diésel y gasolina. Es decir, entre 184 y 326 CV (420i, 430i y 440i) en gasolina y tres escalas de potencia diésel que parten de los 190 hasta los 313 CV (420d, 430d y 435d). Sin olvidar las 12 variantes xDrive, en las que el 435d se compone de serie con el sistema de tracción total inteligente de serie.

Su aspecto interior está presidido por el nuevo cuadro de instrumentos y gráficos de navegación de la pantalla principal, aunque principalmente afecte al sistema opcional, denominado Professional. Éste estará integrado por una interfaz con controles más vistos en las versiones tope de gama, pero de un uso aún más fácil e intuitivo. El cuadro de instrumentos podrá ser multifuncional y con varias opciones de visualización, dependiendo del modo de conducción.