El piloto mexicano de Fórmula 1, Sergio Pérez, tiene una deuda con su público, misma que piensa saldar este fin de semana ante la oportunidad de obtener un resultado histórico en el Gran Premio de México.