El 1970 Dodge Charger es uno de los carros más icónicos de la saga cinematográfica Fast & Furious, protagonizada por Vin Diesel como Dominic Toretto, un corredor callejero y líder de una banda de ladrones. El Charger es el carro favorito de Toretto, que lo construyó junto con su padre, quien murió en él durante una carrera. El carro tiene un diseño clásico y agresivo, con una toma de aire en el cofre que alberga un poderoso motor supercargado.

El Charger tiene un papel importante en el final de la película, cuando Toretto y O’Conner se enfrentan a una banda rival liderada por Johnny Tran (Rick Yune). Toretto decide usar el Charger para escapar, pero O’Conner lo sigue en su Toyota Supra. Los dos amigos se retan a una carrera en un semáforo, pero son sorprendidos por un tren que se aproxima. Toretto acelera y logra pasar las vías antes que el tren, pero choca contra un camión que venía en sentido contrario. El carro queda destrozado y Toretto queda herido. O’Conner le presta su Supra para que pueda huir de la policía. El Charger aparece por primera vez en la primera película de la saga, The Fast and the Furious (2001), cuando Toretto se lo muestra a Brian O’Conner (Paul Walker), un policía encubierto que se infiltra en su banda. El carro tiene una potencia de 900 caballos de fuerza y puede completar el cuarto de milla en 9 segundos, según Toretto. Sin embargo, el asesor técnico de la película, Craig Lieberman, reveló que el motor supercargado era falso y solo se usó para una escena. El Charger vuelve a aparecer en las siguientes películas de la saga, con distintas modificaciones y colores. En Fast & Furious (2009), Toretto usa un Charger negro para robar unos tanques de gasolina en República Dominicana. En Fast Five (2011), Toretto y O’Conner usan dos Chargers negros para arrastrar una caja fuerte por las calles de Río de Janeiro. En Fast & Furious 6 (2013), Toretto usa un Charger Daytona rojo para perseguir a Owen Shaw (Luke Evans) por una pista de aterrizaje. En Furious 7 (2015), Toretto usa dos versiones del Charger: una adaptada para ser un todoterreno, con suspensión elevada y llantas más grandes, que lanza desde un avión; y otra llamada Charger Maximus, con un color plateado y un motor V8 con dos supercargadores que le dan una potencia de 2,250 caballos de fuerza. En The Fate of the Furious (2017), Toretto usa un Charger negro modificado por Cipher (Charlize Theron) para traicionar a su equipo. En F9 (2021), Toretto usa un Charger negro con un motor magnético para enfrentarse a su hermano Jakob (John Cena).

El 1970 Dodge Charger es más que un carro para Toretto, es una parte de su familia y de su historia. Es el símbolo de su pasión por la velocidad y la adrenalina, pero también de su lealtad y su amor. El Charger es el carro que lo ha acompañado en sus aventuras más increíbles y peligrosas, y que siempre ha estado listo para desafiar los límites de lo posible. El Charger es el carro de Toretto.

No importa si ganas por mucho o por poco, ganar es ganar.

Por Grecia Escobar