P14_0104

Stuttgart. Primera victoria para el Porsche 919 Hybrid: conduciendo el innovador prototipo Le Mans, los pilotos de fábrica Romain Dumas (Francia), Neel Jani (Suiza) y Marc Lieb (Alemania) ganaron las Seis Horas de Sao Paulo el domingo anterior. Fue la octava y última carrera del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA. Tras una ausencia de 16 años, fue solo al comienzo de esta temporada que Porsche regresó a la máxima categoría de las competencias automovilísticas de resistencia. 

– Desarrollado en tiempo récord con victoria en año de debut
– Revolucionario avance para un sistema de propulsión híbrido pionero
– 3.592 kilovatios por hora de energía eléctrica generados durante más de 23.232 kilómetros

El alto ritmo ya había sido una característica del proceso de desarrollo –el período entre la toma de decisión de volver a la máxima categoría mundial del automovilismo de resistencia en 2011 y la primera aparición del Porsche 919 Hybrid en la pista de pruebas de la fábrica el 12 de junio de 2013 fue menos de dos años–. Durante este período, un nuevo edificio de oficinas y un taller para el auto de la categoría Le Mans Prototypes 1 (LMP1) fueron construidos en el Centro de Desarrollo de Porsche en Weissach (Alemania). El equipo pasó de cero a 230 expertos en automovilismo, unos 150 de ellos ingenieros. Máquinas, materiales y componentes fueron adquiridos, desde equipos de alta tensión hasta un simulador de conducción. El auto de carreras más complejo que Porsche ha construido en su historia fue producido en un tiempo récord. Al frente del equipo Porsche están Fritz Enzinger (Líder del Proyecto LMP1), Alexander Hitzinger (Director Técnico) y Andreas Seidl (Director de Equipo).

En su primera carrera, disputada en Silverstone (Inglaterra), el equipo logró rápidamente su primer podio. Este éxito fue seguido por la primera pole position alcanzada en la segunda carrera de seis horas del año, disputada en Spa-Francorchamps (Bélgica). En las 24 Horas de Le Mans (Francia) un 919 Hybrid estuvo liderando la carrera por 37 vueltas, pero luego –marchando en segundo lugar y a escasas dos horas del final de la prueba– tuvo que retirarse por un problema del motor. Después de una larga parada en pits para reparaciones, el otro auto del equipo llegó a la meta en el undécimo lugar de la clasificación general y el quinto en su clase. En las condiciones climatológicas caóticas de la carrera de Austin (Texas, Estados Unidos), en septiembre un 919 Hybrid estaba una vez más a punto de alcanzar la victoria cuando un problema técnico condujo a la pérdida de potencia del motor. En Fuji (Japón) en octubre, así como en Shanghái (China) en noviembre, el equipo disfrutó de dos carreras de seis horas sin contratiempos y fue recompensado con otros dos terceros lugares, mientras que la segunda pole position de un 919 Hybrid en Shanghái fue otra razón para celebrar. El séptimo reto para el nuevo prototipo se presentó en Bahréin y ofreció un paso más adelante: tras la tercera pole position, las tripulaciones de los dos Porsche terminaron en el podio por primera vez. En la última carrera de la temporada, disputada en Sao Paulo, con la primera victoria del año, Porsche finalmente ocupo el lugar más alto del podio. El circuito de Interlagos también fue testigo de la manera como dos Porsche 919 Hybrid ocuparon los primeros dos lugares de la grilla de salida por primera vez.