0FERR

No es habitual que un coche de los que conforman el olimpo de Ferrari se descubra (de hecho, el único precedente es el del F50), pero la marca del ‘cavallino’ acaba de lanzar el LaFerrari Spider, una versión convertible del último de los cinco que componen el selecto grupo de los coches más especiales de Maranello (junto al 288 GTO, F40, F50 y Enzo).

El LaFerrari Spider tiene dos opciones para el techo retráctil, una capota blanda y una cubierta rígida, ambos escamoteables de forma eléctrica. Eso sí, para mantener la rigidez torsional del chasis, el bastidor ha recibido los convenientes refuerzos. También se ha modificado la aerodinámica para cubrir la ausencia del techo.

Lo bueno es que pese a todo, el LaFerrari Spider presenta idénticas prestaciones a la versión cerrada. Tanto en el potencial de su motor híbrido (formado por un V12 de combustión de 800 CV y un motor eléctrico de 163 más) como en prestaciones puras.

El Ferrari LaFerrari Spider se presentará en el Salón de París después del verano, aunque toda la producción se ha vendido ya en los eventos privados realizados con clientes potenciales.