0FERRA

Se avecina el Gran Premio de Bélgica, lugar en el que Ferrari dispondrá de una nueva versión de su motor, tal y como afirman desde la prensa alemana. El desarrollo prosigue en la firma italiana y el V6 Turbo estará presente en Spa, aunque casi con total seguridad no será utilizado hasta el GP Italia.

Ferrari ha gastado sus últimos tres tokens en el citado propulsor, aunque en Maranello preocupa su fiabilidad, motivo por el que el estreno será en la próxima parada del “Circo” en Italia. Templo de la velocidad y casa de la ‘Scuderia’, Monza es el trazado adecuado, como en otras tantas campañas, para evolucionar definitivamente el coche y tratar de dar una buena imagen a los tifosi.

El equipo Ferrari, que ha bajado su rendimiento considerablemente desde el GP de Gran Bretaña, tratará de esta forma de coger impulso de cara a la recta final del Mundial y retomar la segunda plaza en el Mundial de constructores, que Red Bull les arrebató en Hockenheim.

Lo cierto es que la firma italiana ha tenido problemas con los materiales utilizados en sus bólidos. Motivo por el que han disminuido su rendimiento, y que también han provocado que desde Silverstone, tanto Vettel como Raikkonen hayan tenido que bajar el pistón en favor de la fiabilidad.

Ferrari no tira la toalla para este año, pese a que Mercedes compite en otra liga y es totalmente inalcanzable, los italianos no se rendirán, tal y como Arrivabeneha dicho en declaraciones a La Repubblica: “No, Ferrari no se rinde y nunca lo hará bajo mi mando. Ya estamos trabajando en el coche del año que viene, pero ahora mismo estoy interesado en esta temporada. Debemos solucionar cada problema tan rápido como sea posible”.

El jefe de Ferrari habla también acerca de esos problemas: “A nuestro coche le faltan dos cosas: eficiencia aerodinámica y grip mecánico“, asegura. “No exageramos la situación. En Budapest fuimos más rápidos que Red Bull, así que todavía podemos adelantarles”, aseguró.