0SHUMA

El estado de salud de Schumacher continúa siendo una incógnita. La información sobre el piloto alemán llega con cuentagotas y apenas se ha emitido información desde el entorno cercano del piloto. El carísimo tratamiento que sigue, está provocando que la familia se haya tenido que desprender de algunas de sus propiedades. La última ha sido un Rolls-Royce que Schumacher poseía. El coche fue adquirido por una empresa portuguesa por 350.000 euros y ahora trata de hacer negocio con él, vendiéndolo por 390.000.

La empresa, con sede en El Algarve, ha expuesto el vehículo en una de sus instalaciones, en la que se puede comprobar que el vehículo perteneció al germano, puesto que tiene una placa en su interior con el nombre del propietario. El vehículo apenas ha cuenta con 9.000 kilómetros.

La familia ha puesto a disposición del heptacampeón todos los medios disponibles, incluyendo una suite médica y quince personas que velan por el alemán día y noche. El tratamiento para la recuperación de ‘Schumi’ cuesta180.000 euros a la semana, y en los tres años que han pasado desde el accidente que sufrió en los Alpes, se han gastado 24 millones de euros. Forbes estimó la fortuna del expiloto de Ferrari en 690 millones de euros.