0marquez

Con su victoria en Aragón, Marc Márquez tendrá la oportunidad en Japón, próxima cita del calendario, de proclamarse campeón del mundo de MotoGP. El piloto del Repsol Honda cuenta con una renta de 52 puntos sobre Valentino Rossi y 66 sobre Jorge Lorenzo quedando 100 en juego.

Los números pasan por ganar la carrera. Ése es el primer paso porque si no se cumple, habría que esperar a Phillip Island. A partir de ahí, el siguiente requisito es que Rossi quede decimocuarto o peor. Es decir, que sume dos puntos o menos. Y el tercero es que Lorenzo no suba al podio. De esta manera, Márquez tendría la renta suficiente para conseguir el tercer título de la categoría.

Marc tendrá que ganar en un circuito donde aún no lo ha conseguido en MotoGP. Fue segundo en 2013 y 2014 y cuarto el año pasado. Sí pudo hacerlo en 125cc (2010) y en Moto2 (2012). En cambio, fue precisamente en Motegi donde logró matemáticamente el título de 2014. Sin embargo, él ve complicado que se repita esa circunstancia.

“No creo que sea campeón allí. Sería que tocase la lotería. Está claro que hay alguna posibilidad, pero no podemos cometer el error de caer en el ansia. Me pasó en 2014, que tenía una gran ventaja y quería ganar carreras para ser campeón lo antes posible, pero no puedo cometer el mismo error”, comentó. Phillip Island parece el lugar indicado.