Recuperado de: failheap-challenge.com
Recuperado de: failheap-challenge.com

Con un motor de 428 pulgadas cúbica, el calibre de 4,13 pulgadas, carburador Holley sencillo de cuatro barriles con 735 pies por minuto y un radio de compresión de 10.6 a 1 para ayudar a generar 335 caballos de fuerza y 440 pie libras de torsión, el GT500 podría haber sido un automóvil competitivo en la pista sino hubiese sido tan pesado.

El Shelby GT500 sobrevivió, pero algunos de sus ejemplares no fueron exactamente autos de buen rendimiento. Después de todo, los convertibles no son buenos carros de rendimiento, pero Ford ofreció un Shelby Cobra convertible en 1968 centrado en el rendimiento. Para 1969, Ford rediseñó el cuerpo del Mustang y lo hizo más largo por un par de pulgadas y más pesado que alrededor de 70 kg.