0moto

Entre jornadas de entrenamiento con su moto y sesiones de preparación física, Toby Price compite de vez en cuando en raids con coches en su país, Australia. Es una de sus pasiones y, sin duda, algún día intentará correr el Dakar sobre cuatro ruedas. Sin embargo, KTM se ha asegurado de que ese día tarde algo en llegar. La casa austriaca ató al ganador del mítico raid en 2016 hasta, al menos, 2019. Esto es, que el oceánico tendrá, como mínimo, tres oportunidades para reeditar su éxito de la última edición.

“Es la mejor cosa para mí que podía hacer, así me puedo concentrar sólo en lo que necesito hacer y eso es en pilotar la moto y correr todo lo rápido que pueda“, indicó Price.

La casa centroeuropea, igualmente, anunció la renovación de otro componente de su escuadra actual, el británico Sam Sanderland. El inglés no pudo rodar en Sudamérica en el último Dakar por lesión, pero KTM confía en él para el futuro.

La mala noticia para la fábrica de Mattighoffen llegó con Antoine Meo. El francés, que fue séptimo en el Dakar 2016 sufrió una lesión en el escafoides de su muñeca derecha y no irá a Asunción. Ya ha sido operado por el doctor Xavier Mir en la Dexeus en Barcelona, y su objetivo es reaparecer para la primera prueba de la Copa del Mundo de Raids. Le sustituirá el mexicano Iván Ramírez.

Completan el equipo oficial de KTM el austriaco Matthias Walkner y la española Laia Sanz.