0nico

Nico Rosberg ha vuelto a hablar. Lo ha hecho en la CNN, recordando la dureza del campeonato que acaba de conseguir y de cómo piensa ver el Mundial en los próximos años.

Estaré en casa, sentado en el sofá, viéndolo por la televisión. Eso va a ser extraño. Pero estaré emocionado al ver los coches de nuevo y las batallas en la pista. Está claro que seguiré el campeonato“, dice el alemán sobre cómo va a sentirse viendo el Mundial desde fuera por primera vez en 10 años.

De nuevo ha recordado la dureza de su pelea con Hamilton y cuál fue la clave de su victoria. “La dirección correcta fue vivir siempre en el momento, no perderme ni en sueños ni en deseos. Lo trabajé con mi preparador mental, con meditación y ese tipo de cosas. Lo que buscaba era encontrar esa dirección y permanecer en el presente”, reconoce.

Cuando cruzó la línea de meta en Abu Dabi, Rosberg reconoce que se quitó un gran peso de encima. “Incluso cuando crucé la línea no estaba contento. En un primer momento me sentí aliviado. Era la primera vez que me ocurría. Fue tan intenso internamente”, confiesa.

Ha ensalzado la labor de su familia en la consecución de este campeonato. “Estoy muy satisfecho, mi familia me ayudó mucho. Todos pusieron las carreras como prioridad número uno, todo lo demás se convirtió en secundario. Yo nunca he tenido momentos difíciles con mi hija pequeña y todos los padres saben lo difícil que puede ser. Vivian (su mujer) se hizo cargo de todo eso para poder recargar las baterías en casa”, reconoce sobre la importancia de su familia.

Por último ha hablado sobre lo que hará ahora que se ha retirado. “Estaré involucrado en el deporte de alguna manera. Seré un fanático del motor, tengo un kart en Francia para cuando quiera conducir. De momento no he planeado nada, lo que necesito es competir y creo que con deportes como el tenis puedo conseguir esa clase de emoción”, termina.