rossi

Podría ser una carrera épica delante de su público tras perder la primera posición en la salida ante su compañero Jorge Lorenzo, pero a Rossi le ha fallado en el momento justo la misma Yamaha que estuvo a punto para darle la ‘pole’.

El italiano lamentaba su mala suerte al llegar al paddock: “He sido muy desafortunado. He tenido el mismo problema que Jorge pero a él le ha pasado en el Warm Up y a mi en la carrera. El problema es que a mí me pasó en carrera y es un cero que me cuesta más caro porque Jorge fue primero y Márquez, segundo con lo que para el Mundial pesa bastante. Tal vez esta serie de motores tiene algo que no va y debemos entender el porqué. Siempre es doloroso romper, pero hacerlo aquí, delante de mis ‘tifosi’ lo es más aún”.

“Es una grandísima pena, una grandísima desilusión, naturalmente. Cuando se rompe la moto en carrera es siempre una gran desilusión, sobre porque en los últimos años se rompe muy poco, por lo que es una desilusión al cuadrado porque ha pasado en Mugello, donde menos quería porque había mucha gente y un gran ambiente”, añadió.

‘Vale’ no tiene dudas de que con el ritmo mostrado cuando la carrera se ha asentado podría haber tenido su oportunidad de vencer: “Me sentía muy rápido, la moto iba muy bien y hubiese podido ganar. Salir de la pole hace todo más fácil. Me sentía muy bien con la moto en carrera. Estaba ahí con Lorenzo, pero sentía que tenía un gran ritmo hasta para estar yo solo delante. Por lo tanto, podía haber luchado hasta el final, pero se ha roto”.

“A Jorge lo esperaba más rápido en la carrera que ayer, porque tenía el ritmo para ello. He estado cerca de pasarlo solo una vez, pero me he ido largo y él era muy fuerte en la zona de San Donato. Finalmente he controlado la situación y creo que hubiese podido atacarle en otro punto. He sido rápido en el T2 y T3 y tenía algunas décimas de más. Hubiésemos tenido una buena pelea, cosa que no pasa siempre, y hubiese podido batirlo”, añadía.

Más en frío ‘El Doctor’ ha querido quedarse con lo positivo: “Lo mejor es que seguimos siendo competitivos. Somos más rápidos que el año pasado, también con respecto a Lorenzo, y es una cosa que nos hace felices, a pesar de lo duro que es tener dos ceros en seis carreras. Eso me gusta porque no tengo que correr, en algunos casos, limitando los daños. Puedo atacar y eso es otra cosa. Lo único que podemos hacer es volver a intentarlo en Barcelona”, zanjaba.

Sabe que el Mundial se complica, pero no baja los brazos: “Han pasado seis carreras, un tercio, son 37 puntos de desventaja, y esa es la peor noticia. Sólo necesito concentrarme en ir fuerte e intentar llegar antes que Márquez y Lorenzo. El Mundial es largo y veremos. Cuando estás a 37 puntos no debes pensar en el Mundial o en quién te da más miedo. Sólo debes pensar en ir al máximo en cada sesión e intentar tenerlos detrás en Barcelona. Quedan 12, nuestra moto va bien. Podemos estar delante, más o menos siempre”.

Rossi quiere analizar bien qué ocurrió con el motor: “Miramos los datos y no tuvimos ningún problema con la temperatura. Ni siquiera por ir detrás. Para mí, fue una serie, un lote de motores, que llegaron malos por la razón que sea, por un material, por un problema de montaje. Se han roto dos el mismo día cuando hacía ocho o 10 años que no se rompía uno. Son dos que ya vinieron mal”.

“No tendría que ser un gran problema porque Yamaha lo controlará. Nosotros, creo, ya tenemos tres motores cerrados. El resto, están congelados, pero no precintados. En estos 10 días, Yamaha entenderá qué ha pasado”, añadió al respecto.