0vetttel

La bajada de temperatura le ha ido bien a Ferrari en la fase final del año para plantar cara a los Red Bull. En Abu Dabi, Sebastian Vettel, pese a estar escondido buena parte de la carrera con una táctica diferente, bregó para lograr el séptimo podio de la temporada y conservar el cuarto puesto del Mundial frente a Max Verstappen.

Llegó en un stint final para remontar y adelantar a Kimi, a Ricciardo, al propio Verstappen, muy lento ya al final y meterle el coche a Rosberg casi en el descuento de la carrera. “Una vez que pasé a Max, pensé en la victoria porque los dos Mercedes iban despacio y se jugaban el título, pero no pude”, afirmó el alemán, que sigue con cuatro títulos por los tres de Hamilton, que tenía la opción de igualarle.

“Creo que nadie gana un Mundial por la suerte. Nico ganó y es un merecido campeón. A veces puedes tener fortuna o mala fortuna con algunas situaciones con tu coche. A veces tienes mejores o peores años, pero es el día de Nico. Se lo debemos, es un merecido campeón”, opinó. Rosberg le dio las gracias ante tales elogios.

“Ha sido un año complicado, pero es ideal terminarlo en el podio, a ver si podemos llevar este momento al año que viene”, afirma Seb.