Viñales, delante de Márquez.

Es el duelo que se avecina. Todos lo auguran. Incluso sus protagonistas. Maverick Viñales y Marc Márquez son conscientes de que el Mundial 2017 puede ser una pelea entre ambos.

El de Roses atendió ayer a RAC1 y reiteró su inmensa ambición. “Me motiva que me señalen como favorito. Este año me estoy esforzando más con la preparación física y la dieta con el objetivo de ser campeón del mundo“, indicaba.

El gerundense prevé una lucha con el de Cervera por la corona. “Creo que habrá una gran rivalidad con Márquez. De momento somos los más fuertes de la pretemporada y pinta que habrá una guerra entre Marc y yo. Será divertido”, avisó.

Viñales no piensa cortarse lo más mínimo en caso de un duelo directo en carrera con el ilerdense. “Por lo que he podido ver, tendré que dejar ir los frenos en muchas ocasiones… entrar al máximo en las curvas, porque él también es un piloto muy agresivo y me lo pondrá muy difícil. Para mí es importante que los rivales sientan que soy peligroso“, advirtió.

En cuanto a Rossi, el de Roses no prevé conflictos. Como ha señalado en otras ocasiones, por ahora tienen un ‘enemigo’ común. “Tanto Valentino como yo tenemos que ser inteligentes y no caer en la guerra. Eso haría que la moto no evolucionara y ganaría otro. Luchar contra mi ídolo hace que me motive más y vaya más allá del límite”, manifestó.