motogp

El circuit de Barcelona-Catalunya ya ha iniciado las obras de remodelación del trazado para adecuarse a las necesidades de seguridad planteadas por los pilotos de MotoGP a raiz del fatídico accidente que acabó con la vida de Luis Salom el 3 de junio de 2016 en la escapatoria de la curva 12. Se recupera el antiguo trazado de MotoGP ganando metros de escapatoria en la penúltima curva del circuito y se reasfalta al completo. Y para que todos tengan la opción de conocer de primera mano las novedades antes del Gran Premi de Catalunya de los días 15 al 17 de junio se hará un test extra de MotoGP el 22 y 23 de mayo a la vuelta de Le Mans.

Aunque de cara a este año se parcheó la situación con una chicane anterior a la actual de la F-1 en la que no se llegó a correr la carrera del domingo finalmente se acordó con la Comisión de Seguridad recuperar el trazado original de MotoGP ganándole metros a la escapatoria de la antigua curva 12, que ahora pasará a ser la 13, a base de perder parte de los asientos de la tribuna C y desplazando significativamente la tribuna H. Por lo que respecta a la curva 10 queda consolidada la variante de la F-1 y cuando se realice el reasfaltado se corregirá el desnivel que era motivo de discordia.

Ahora mismo se está ya empezando el desmontaje de las tribunas y se completará con el reasfaltado y el acondicionamiento de la escapatoria con grava. Toda la obra debe estar concluida para finales de febrero cuando se realice el primero de los dos tests de Fórmula Uno, del 26 de febrero al 1 de marzo.

Y para que no vuelva a repetirse la historia de malentendidos como el pasado año cuando Franco Uncini dio el OK a la nueva chicane y luego los pilotos que estuvieron en un test privado previo criticaron la obra y en el Gran Premio apenas duró un día antes de improvisar volver al trazado F-1, tres semanas antes del Gran Premio se celebrará un test abierto, que no obligatorio, a todos para que prueban el nuevo trazado de 4.627 metros. No será a cambio del test post-carrera en Montmeló que se mantiene el 18 de junio.

“La novedad más importante y que, después de los dos años que llevamos, nos consolida con la fuerza que el Circuit tiene en MotoGP, tendremos unos test oficiales de MotoGP el 22 y 23 de mayo. Son unos test que se piden el año pasado para trabajar con el tema de la pista. Como ya sabéis, este año se hacen todas las obras y remodelaciones, y creo que son unos test que nos pueden ir muy bien para promocionar el GP pero que principalmente son para que podamos tener todo el conocimiento de la pista con sus nuevos condicionantes”, ha explicado Joan Fontseré, director del circuito, durante la tradicional comida prenavideña con los medios de comunicación.